'

Puntos para elegir el ramo de novia

que-tener-en-cuenta-para-elegir-el-ramo-de-la-novia

En ocasiones no nos damos cuenta de la importancia y relevancia de los puntos para elegir el ramo de novia. El ramo es uno de los complementos esenciales en el día de la boda que si no se elige correctamente, pueden arruinar el mejor vestido. Por ello, te  ofrecemos una serie de consejos a tener en cuenta, a la hora de seleccionar el ramo más adecuado para ti.

Lo primero que debes tener en cuenta antes de entrar en una floristería es que el ramo de novia va a ser el elemento que más va a destacar en todo momento. El primer paso es que te dejes aconsejar por profesionales, ellos llevan tiempo trabajando en ello y saben que puede ser más aconsejable en cada ocasión, y no te dejes llevar por las fotos de los ramos de las famosas que hayas visto en las revistas, ni por las fotos de los catálogos de vestidos, porque puede que estos no vayan con tu vestido o estilo. Cada novia es un mundo distinto y cada una necesita un ramo distinto, en boda y novias te indicamos alguno de los puntos a tener en cuenta para la elección del ramo de novia.

separador

Aspectos a tener en cuenta para la elección del ramo de novia

La altura y cuerpo de la novia. No es lo mismo una novia alta que una novia de menos estatura. Las novias de menor estatura requieren flores más menudas y formas estilizadas. El tamaño del ramo debe ser proporcionado a ti. Si eres de constitución atlética te irá mejor un ramo más voluminoso.

La tonalidad de la piel, el color del pelo y de tus ojos. A una novia morena le quedan bien los colores más vivos, amarillos, fucsias …Si eres rubia, con el blanco o los tonos pastel acertarás. Un toque de azul tampoco te va mal y te dará frescura, sobre todo si tus ojos son de ese color. A las pelirrojas les quedan muy bien los colores fuertes, con destellos naranjas, en armonía con su pelo. También tenemos que conjuntarlo con el maquillaje, sobre todo el color de los labios.

bn

El estilo, color y volumen del vestido. Un traje de corte clásico, con cola y velo largo, te pide un ramo con caída o de cascada que compense esa cola que vas a llevar. Dentro de lo clásico hay, a su vez, varios estilos. Debes indicar a tu florista cuál es el estilo de tu vestido: romántico, corte Imperio, el color de la tela (blanco, marfil, liso con bordados, etc.) va a definir la selección de los colores de las flores. El volumen del traje de novia también influye decisivamente a la hora de realizar el ramo y hacerlo más o menos profuso y con flores más o menos grandes.

La época del año de la boda. Es importantísimo tener en cuenta la época del año que nos vamos a casar ya que nos podemos encaprichar de un tipo de flor determinada que luego no la haya en esa estación del año. Y los colores también varían en función de la luminosidad del ambiente, del color del día, y del color ambiental del salón. Además si te casas en meses de calor te recomendamos que el ramo lleve más verdes porque aligeran y refrescan. Si tu boda es en invierno, la flor puede ir más compacta.

separador

Tu personalidad. La personalidad influye en todo lo que haces en tu vida y, como no, debe ser algo a tener en cuenta al elegir el ramo para que te sientas cómoda. Hay ramos para todo tipo de novias: románticas, melancólicas, divertidas… sólo tienes el que elegir el que mejor vaya con tu carácter.

Por último, queremos reseñar que cuando vayas a elegir el ramo tengas en cuenta el valor. El precio del ramo va a ir en consonancia de nuestra elección. Hay tres técnicas a la hora de elaborar un ramo de novia: alambrado, en “bride” o micrófono y con tallos.

El ramo alambrado tiene una técnica muy laboriosa. El trabajo del artesano florista es más costoso y requiere una preparación especial de los elementos que componen el ramo. Por tanto, su valor es mucho mayor, pero los resultados son de una gran belleza.

El ramo de novia tipo “bride”  es apropiado para novias que se casan en zonas o bien en las horas del día en las que hace más calor. Es una técnica que requiere menos tiempo de elaboración y en la que las flores van pinchadas en esponja tomando agua. Su coste, evidentemente es inferior y tiene el problema de que es más incómodo de coger.

En cuanto al ramo cuya empuñadura son los propios tallos de la flor, es el más sencillo y económico, aunque no por ello dejen de ser vistosos, bonitos y elegantes . Los ramos con el tallo visto son más apropiados para ceremonias civiles o bodas al aire libre, ya ves que son mucho los puntos para elegir el ramo de novia.

Este sitio web utiliza cookies. Si sigue navegando acepta su uso política de cookies ACEPTAR