'

Principios para que nada falle en la prueba del vestido

La-prueba-del-vestido-de-novia-momento-importante-antes-del-dia-de-la-boda

– La piel debe estar limpia

Con una crema de día es suficiente. Ni base de maquillaje ni barra de labios para evitar manchas.

– Los zapatos

Utiliza zapatos cómodos para afrontar un largo dia de tiendas. También unos tacones en el bolso para probarte el vestido, ya que son indispensables para el dobladillo y para ver la caída del vestido.

– ¿Quién me acompaña?

No es fácil decidir sola. Lo mejor es ir con una o dos personas de tu entorno. Pídeles que apunten los pros y los contras de cada modelo que te pruebes y te guste.

boda-y-novias-separador

– Un poco de organización

Como te probarás muchos vestidos en miles de tiendas diferentes, corres el riesgo de acabar hecha un lio y confundirlo todo. Apunta el nombre de la tienda, el modelo que te has probado y lo que te ha parecido.

– Comodidad

Muévete  con el vestido de novia puesto. Practica algunos pasos de baile y anda por la tienda.  El conjunto que elijas debe de ser cómodo.

– Comprueba el tono del vestido

Con los focos de la tienda el blanco no se aprecia igual. Sal a la calle a la luz del día para comprobar su tono real y verificar que no es un tono amarillento o que se transparenta la tela.

-Imagina tus fotos

Con tanta prueba puedes liarte y acabar eligiendo un vestido inadecuado. Para no hacerte un lio y saber lo que quieres, imagínate qué es lo que te gustaría ver en las fotos de tu boda.

– El vestido de tu talla

No elijas el vestido ni la talla en función del régimen milagroso que tienes pensado llevar a cabo. Cómprate un vestido de tu talla, y si adelgazas antes de la boda te harán los retoques oportunos.

Este sitio web utiliza cookies. Si sigue navegando acepta su uso política de cookies ACEPTAR