'

Madrinas de boda con mantilla y peineta

vestido-madrina-de-boda-con-mantilla-y-peineta

La mantilla y la peineta son el complemento más castizo y tradicional de entre todas las prendas de gala de nuestra cultura. Un accesorio de raíces totalmente españolas. Si se trata de una boda religiosa, tanto de día como de noche, la mantillasería uno de los complementos más elegantes y además uno de los que aportan más personalidad.

Como se aprecia en algunos retratos femeninos de Velázquez, en el siglo XVII empiezan a usarse las mantillas de encaje formando parte del guardarropa de las mujeres elegantes y damas de alta condición social en España.

Fue en el siglo XIX cuando la mantilla española adquirió importancia como tocado distinguido entre las señoras. La reina española Isabel II fue la impulsora del uso de la mantilla, tanto ella como sus damas las lucían en los numerosos actos a los que asistían.

boda-y-novias-separador

Las piezas que componen la mantilla, el tocado por excelencia de las madrinas de boda españolas combina una elaborada diadema, adornada con ornamentos de carey o metacrilato, con un delicado velo de blonda, chantilly o tul. Existen tiendas especializadas en mantillas que ofrecen la posibilidad de teñir la mantilla del mismo color del vestido que haya elegido la madrina.

Tan difíciles de poner como de llevar, la mantilla y la peineta se colocan a modo de tocado sobre el cabello de la mujer, y aunque su uso esté relegándose cada vez más, sigue estando presente en las bodas para las madrinas, en negro u otros colores ya que el blanco será exclusio para la novia en caso de elegir este complemento.

El alto del tocado, el diseño artesanal del moño o el largo de la mantilla respecto a la espalda y las manos, son algunas de las normas que rigen este complicado complemento, y que hacen que sea casi imposible colocarlo sin ayuda.

_____________________________________________________________________________________________________________________________

Consejos a tener en cuenta para el uso de la mantilla

Si la boda es de día el vestido será corto y la mantilla nunca deberá pasar el largo de la falda del vestido.

En el caso de una boda que se realice en horario de tarde-noche la madrina podrá llevar vestido largo pero con mantilla corta y negra.

Por delante, la mantilla, llegará a la altura de las manos y por la parte trasera hasta unos dedos por debajo de la cadera.

Su uso se limita según el traje elegido por el novio, sólo se usará la mantilla cuando el novio vista traje de gala o chaqué.

No se debe llevar en bodas civiles, su uso está ligado a las ceremonias religiosas.

Si la madrina es de estatura media o baja puede optar por una peineta alta.

En el caso de que la madrina sea alta y de cara alargada hay que optar por una peineta más baja.

Siempre se debe tener en cuenta la altura del padrino y del novio para la selección del alto de la peineta que acompaña a la mantilla.

La madrina sólo debe usar el color negro o colores, jamás el blanco reservado para la novia.

Este sitio web utiliza cookies. Si sigue navegando acepta su uso política de cookies ACEPTAR