'

El Esmoquin

smokin

El Esmoquin es una de las prendas mas sencilla y elegantes pero sólo es apropiado para ocasiones de última hora, generalmente de noche. Todo uso que no sea éste es simplemente incorrecto. De ahí que vestirlo en bodas no sea acertado ya que generalmente son en horario diurno. Aunque si te casas por la noche y el frac no te convence, éste es tu traje.

El esmoquing es conocido por los británicos como dinner jacket o black tie y por los americanos como tuxedo o tux es un atuendo que denota, ante todo, elegancia, clase y saber estar.

Este traje masculino de vestir para muchos es una prenda de fiesta no de ceremonia, categóricamente. Incluso existen frases populares como “En las bodas, de esmoquin, sólo los camareros” aunque esto se basa en lo habitual y en los protocolos del vestir masculinos en las ceremonias nupciales generales, orientadas al horario diurno.

¿Te gusta el esmoquin y tu boda es a última hora de la tarde o por la noche? Adelante, debemos basarnos en la regla de que lo que es elegante durante el día, casi nunca lo es por la noche. Por lo que estarías acertad.

bn

El esmoquin acepta el chaleco de sociedad o cruzado, desaconsejando el  fagin y pajarita coloridos, que combinan peor. Los calcetines largos, en hilo de Escocia o seda tendrán que ser negros.

En cuestión de zapatos, son perfectas las francesinas de charol o cuero lúcido, igualmente elegantes. Y para un novio de estilo Fashion, las babuchas o slippers son el zapato que da un toque retro y a la vez moderno, haciendo una transgresión de lo aristocrático.

Las versiones más tradicionales del esmoquin son de un solo botón con chaqueta  normal o cruzada, con la solapa a punta en raso a contraste con el tejido negro del traje, en pura lana o mezclas new-performance. Se vuelven a llevar los modelos inspirados en las versiones más tradicionales pero con tejidos que recuerdan a la década de los 70, como el terciopelo negro, rojo, verde y el elegantísimo azul noche, para las chaquetas más atrevidas en tejidos adornados ton-sur-ton.

Para diferenciarse, sin duda, la mejor elección es la pajarita de anudar (fáciles de encontrar las instrucciones para hacerlo), de lo contrario estará obligado a  elegir  la pajarita pre-confeccionada (ya tiene el nudo hecho), más insustancial y plana, pero muy resolutiva en ciertas ocasiones.

Atención a los accesorios, la camisa rigurosamente blanca puede ser con cuello diplomático o clásico en tejido piqué, o con plisé por la delantera. En ambos casos el detalle de los botones (o dress studs) coordinados con los gemelos serán un signo de distinción, concluyendo con la elección del reloj. Detalles que deberán ser de valor aunque sin ser excesivos, sabiendo hacerse notar con discreción.

En el panorama del buen vestir masculino no es fácil encontrar una marca que reúna todos estos detalles en un único estilo total, ofreciendo al novio o cualquier persona que quiera llevar un esmoquin, la posibilidad de entrar en un solo negocio y encontrar una colección que ofrezca un  bonito conjunto de la cabeza a los pies.

Este sitio web utiliza cookies. Si sigue navegando acepta su uso política de cookies ACEPTAR