'

Arras de boda, el símbolo de la prosperidad matrimonial.

Arras de boda, prosperidad matrimonial.

Arras de boda, el símbolo de la prosperidad matrimonial.

Arras de boda, el símbolo de la prosperidad matrimonial.

 

 

Arras de boda, el símbolo de la prosperidad matrimonial.

Arras de boda, el símbolo de la prosperidad matrimonial.

El intercambio de las alianzas en una ceremonia matrimonial, simboliza el amor eterno, hace referencia al aspecto romántico, el de las arras viene a representar la parte terrenal del matrimonio. con sus orígenes en una tradición árabe, sirve para simbolizar el intercambio de bienes y el soporte económico mutuo entre los dos miembros de la pareja. Las arras matrimoniales son trece monedas de metal, si es posible de plata u oro, o por lo menos bañadas de esos metales. En una boda religiosa las arras matrimoniales las traen los pajes, o sea los niños de la familia o hijos de amigos, en algunas bodas si no hay pajes las arras las lleva el padrino.

Este ritual se lleva a cabo casi al finalizar la ceremonia, justo después del intercambio de las alianzas, es el símbolo final con el que quedó sellado el matrimonio.

Esta tradición se mantiene exclusivamente en las ceremonias religiosas y el número de monedas se deriva de la cultura árabe, éstas trece monedas representan la prosperidad durante un mes del año y la moneda extra simboliza la caridad del nuevo matrimonio con los más pobres.

 

 

Arras de boda, prosperidad matrimonial.

Arras de boda, prosperidad matrimonial.

Con este sentido se utilizaron hasta la Edad Media donde cambió el significado y pasó a ser una dote matrimonial que garantizase el futuro económico de la esposa si esta enviudaba repentinamente, en esa época sin las arras no se consideraba matrimonio sino concubinato.

Hoy en día eliminado el acuerdo que en tiempos atrás tenían ciertos matrimonios, su significado queda en simbolizar que la pareja actúa como un todo en manera económica, es decir, el cuidará de ella y ella de él y que además las propiedades de uno son de ambos.

Por tradición estas arras matrimoniales pasan de generación en generación, pero en caso de no ser posible, la madrina es quien regala las arras a la pareja.

 

 

Arras de boda

Arras de boda

Una vez llegadas al altar el ritual finaliza cuando el novio las coloca sobre la mano de la novia, sellando así el compromiso nupcial de procurar la estabilidad económica de la pareja, otra opción en auge es que son los propios novios quienes se compran las arras matrimoniales y les mandan a dar un baño de oro o plata.

En Boda y Novias | Alianzas de matrimonio… Una costumbre ancestral.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies. Si sigue navegando acepta su uso política de cookies ACEPTAR